Servicios y mercados digitales en la Unión Europea

Servicios y mercados digitales en la Unión Europea

23/02/2021

Vivimos en presente la Era Digital, usamos las redes sociales para comunicarnos, compramos por Internet y archivamos nuestra documentación en la nube. Millones de usuarios nos interconectamos a través de plataformas que están dirigidas solo por unos pocos agentes. Esta circunstancia ha facilitado a estas empresas, en ciertas ocasiones, la potestad de asentar sus normas, excluir competencias y eludir responsabilidades sobre contenidos ilícitos. En Europa la situación puede cambiar.


El pasado mes de diciembre, la Comisión ha propuesto nuevas leyes sobre servicios y mercados digitales aplicables a las plataformas que les va a exigir mayor control sobre el contenido en línea, transparencia en relación a la utilización de datos de usuarios y obligaciones de las grandes plataformas para facilitar la diversificación de contenidos y un acceso más sencillo para las pequeñas empresas a los mercados de la Unión.

Una reforma legislativa necesaria

Las leyes propuestas por la Comisión Europea pretenden mejorar la protección de los consumidores y sus derechos fundamentales en línea, dar lugar a unos mercados digitales más justos y abiertos a todos, así como fomentar la innovación y la competitividad entre las empresas digitales. Las dos iniciativas propuestas son: la norma sobre servicios digitales y la norma sobre mercados digitales. 

Norma sobre servicios digitales

En los últimos 20 años ha cambiado mucho el panorama de los servicios digitales. Los intermediarios se han convertido en agentes fundamentales de la transformación digital. Las plataformas en línea ofrecen ventajas para los consumidores e innovación, además de facilitar el comercio transfronterizo a empresas europeas. Sin embargo, en ocasiones, no siempre asumen su responsabilidad como vehículo de difusión de contenidos o como intermediario de venta de bienes o servicios ilícitos. La aparición de grandes plataformas como espacios públicos para el intercambio de información y comercio en línea plantean riesgos para los derechos de los usuarios, los flujos de información y la participación de la población.

La propuesta de reglamento sobre servicios digitales incluye obligaciones vinculantes en toda la Unión Europea a todos los servicios digitales que conecten a los consumidores con los bienes, servicios o contenidos. Lo más importante es que incorpora nuevos procedimientos para la rápida retirada de contenidos ilícitos y una completa protección de los derechos fundamentales de los usuarios en línea.

Dentro de las nuevas obligaciones armonizadas a escala europea que introduce la propuesta de reglamento de servicios digitales se incluyen:

- Retirada de bienes, servicios y contenidos ilícitos.
- Salvaguarda para los usuarios cuyos contenidos hayan sido suprimidos erróneamente de las plataformas.
- Las plataformas deben adoptar medidas para evitar el abuso de sus sistemas.
- Transparencia, sobre todo en la publicidad y los algoritmos utilizados para recomendar contenidos a los usuarios.
- Trazabilidad de las empresas en los mercados en línea para ayudar a localizar a los vendedores de bienes y servicios ilícitos.
- Cooperación para que la innovación se desarrolle en todo el mercado único.

De acuerdo con la propuesta, las plataformas que den servicio a 45 millones de usuarios (más del 10% de la población de la Unión Europea) estarán obligadas a integrar medidas de evaluación, detección de riesgos y transparencia, se someterán anualmente a auditorías y designar a encargados que verifiquen el cumplimiento de las obligaciones que les son impuestas.

Norma sobre los mercados digitales

Esta propuesta va dirigida especialmente a plataformas digitales que tienen un impacto muy significativo en el mercado interior, tienen una posición arraigada y duradera y sirven como puerta de acceso para que las empresas lleguen a sus clientes. Se las conoce como «guardianes de acceso» y cuando aplican prácticas comerciales desleales pueden impedir que valiosos e innovadores servicios o contenidos de empresas competidoras no lleguen a los consumidores o ralenticen sus servicios.

Con esta nueva norma se pretenden prohibir las prácticas desleales por parte de los guardianes de acceso, que quedarían sujetos a una regulación específica.

La opinión de los expertos

Estas propuestas, que modernizarían la legislación vigente aprobada hace 20 años sobre servicios y mercados digitales, representan una actualización conforme a las necesidades del momento.

En un comunicado emitido por la Comisión el pasado mes de diciembre, Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva responsable de la cartera de una Europa Adaptada a la Era Digital, aseguraba que las nuevas normas «persiguen un único objetivo: garantizar que, como usuarios, tengamos acceso a una amplia gama de productos y servicios seguros en línea, y que las empresas que operan en Europa puedan competir libre y equitativamente en línea del mismo modo que lo hacen fuera de línea». Vestager afirmó también que «debemos ser capaces de hacer nuestras compras de manera segura y confiar en las noticias que leamos, porque lo que es ilegal fuera de línea lo es también en la Red».

En el mismo comunicado, el comisario de Mercado Interior de la Unión Europea, Thierry Breton, declaró que «mediante unas normas armonizadas, unas obligaciones, una mejor supervisión, una ejecución ágil y sanciones disuasorias garantizaremos que cualquier persona que ofrezca y utilice servicios digitales en Europa disfrute de seguridad, confianza, innovación y oportunidades empresariales».


© de la imagen: patcha - Fotolia.com.
 

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar