Si publico en Internet, ¿pierdo mis derechos de autor?

01/06/2021

Si publico en Internet, ¿pierdo mis derechos de autor?

El mundo digital está cambiando los canales tradicionales de la creación. Ahora un autor puede publicar su obra en papel o directamente en Internet, bien a través de un blog o en alguna web. ¿Cambia por ello la protección de sus derechos de autor? 


La respuesta es no. Difundir artículos, libros, canciones o cualquier producto cultural, salvo algunas excepciones determinadas por la ley, es una acción que necesita el consentimiento del autor. Muchos creadores desconocen que su obra, por el simple hecho de su creación, siempre está protegida. También en Internet.  

Por otra parte, el consumidor, en muchas ocasiones, piensa, de manera errónea, que una obra solo por el hecho de estar en Internet ya es de dominio público y puede utilizarse libremente sin autorización de sus titulares de derecho. 

Pautas de la OMPI 

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual deja muy claro que toda obra cuyo plazo de protección siga vigente está protegida independientemente de que haya sido publicada en papel o en Internet. Siempre se debe, por lo general, obtener la autorización del titular de estos derechos antes de su utilización.  

Textualmente, la OMPI asegura que en la práctica los textos de un blog o una web no pueden utilizarse salvo que «dicho uso esté contemplado en la licencia general concedida en dicho sitio web; dicho uso sea objeto de una limitación o excepción al derecho de autor (como pueden ser citas o parodias); o se haya obtenido autorización». 

Si es, por ejemplo, una empresa la que integra en su sitio web obras protegidas por derecho de autor, tiene que pedir una autorización de su creador. 

En cualquier caso, lo más efectivo es incluir siempre en las obras publicadas una cláusula de derechos o avisos para que todos los usuarios tengan claro a qué atenerse a la hora de reproducirla o difundirla. 
  

Registrar la obra, un paso seguro pero no obligado 

Registrar una obra no es obligatorio para que cuente con la protección de sus derechos de propiedad intelectual, sin embargo, puede ser una ayuda ante cualquier controversia. 

En CEDRO, entidad autorizada en España para la gestión y protección de la Propiedad Intelectual de autores y editores, ponemos al alcance de nuestros socios el Registro de certificación digital de obras, un servicio que certifica que una obra, en ese preciso momento, es del autor. Este registro es compatible con otros como el Registro de la Propiedad Intelectual o Save Creative

También hay otro tipo de licencias, algo más flexibles con el uso digital de la obra, que son las licencias Creative Commons, pero no por ello carentes de protección. En estas el creador puede decidir bajo qué condiciones de uso pueden utilizarse sus obras. 

En cualquier caso, un usuario digital siempre debe tener en cuenta que cualquier reproducción debe realizarse de la manera correcta para no caer en una infracción de derechos de autor. 

La piratería, una herida que no cierra 

Hay una herida que no termina de cerrar en el universo creativo: la piratería. A pesar de que las últimas cifras del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2019, estudio realizado por la Coalición de Creadores e Industrias de contenidos, apuntaban un descenso progresivo de la piratería digital en España (un 17 % desde 2015), lo cierto es que durante 2020, año de la pandemia provocada por la COVID-19, se ha incrementado en un 11 % el número de internautas que han accedido a portales de contenido ilícito.  

Durante 2019 el valor de los contenidos ilícitos a los que se accedió fue de 30.904 millones de euros y el perjuicio para el sector cultural fue de casi 2.500 millones de euros. La industria del libro fue la más afectada, un 33 % de los individuos realizaron accesos ilícitos, seguida por las películas (31 %), la música (30 %), las series (26 %), los periódicos (23 %), el fútbol (22 %), los videojuegos (20 %), las revistas (13 %) y las partituras (5 %). 

El acceso a estos contenidos fue en su mayoría a través de buscadores, Google fue el más utilizado; aunque destaca el aumento de uso de redes sociales y aplicaciones de mensajería.  

CEDRO contra la piratería

En CEDRO buscamos una solución activa a la reproducción ilegal de contenidos digitales y hemos puesto en marcha diferentes programas para ello: el Servicio Antipiratería Digital (SAD) y el Identificador Digital de Obras

SAD es una herramienta que detecta en Internet y solicita la retirada o el bloqueo de acceso, de forma automática, de las obras que han sido pirateadas. Los autores y editores socios pueden también utilizar otra herramienta: el Identificador Digital de Obras, lanzada a principios de este año. Se trata de una extensión para los navegadores que les permite identificar en línea obras indexadas del repertorio de CEDRO, tanto libros como artículos de prensa, y denunciar esos usos ilícitos a nuestra Entidad. Ambos programas son gratuitos.

Además, recientemente se ha lanzado SAR, una aplicación que localiza las copias de libros, publicaciones periódicas y partituras en redes sociales y plataformas digitales, las transforma en huellas digitales y las compara con la biblioteca de huellas digitales de CEDRO.



© de la fotografía: F8studio - Fotolia.com.

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar