Autor, ¿cómo proteger tus derechos?

04/02/2021

Autor, ¿cómo proteger tus derechos?

En la Declaración de Derechos Humanos de 1948 se reconoce la Propiedad Intelectual como un derecho fundamental que contribuye al desarrollo de un país y amplía su patrimonio cultural. En 1977 España se inscribió en esta Declaración, y actualmente nuestras leyes reconocen y protegen los derechos de autor igualmente. Sin embargo, ¿saben todos los autores y creadores cómo proteger sus obras?


Todos los caminos llevan a la protección

En España la Ley de Propiedad Intelectual determina que «la propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación». También especifica que «está integrada por derechos de carácter personal y patrimonial, que atribuyen al autor la plena disposición y el derecho exclusivo a la explotación de la obra, sin más limitaciones que las establecidas en la Ley». 

Esto que parece tan obvio, en ocasiones no lo es y los creadores se encuentran a menudo indefensos cuando descubren un uso indebido de su obra. Hay varios caminos -o herramientas diríamos mejor- para que un autor pueda hacer valer los derechos sobre sus creaciones: registrarlas, incorporar símbolos o leyendas que indiquen que se encuentran protegidas y, como último recurso, perseguir las infracciones que detecte.

Registrar la obra, un trámite sencillo y recomendable

Para ser poseedor pleno de los derechos de propiedad intelectual y poder reclamar protección sobre la obra, no es obligatorio registrar la misma en el Registro de la Propiedad Intelectual, aunque sí es recomendable y puede ser un punto a favor en caso de conflicto legal sobre la creación.

El registro de la obra, publicada o inédita, puede realizarse de forma telemática, a través de la página del Ministerio de Educación y Cultura o bien de manera presencial en cualquiera de las oficinas de registro provinciales y cuyo listado está accesible en la misma web.

Declarar en CEDRO la obra ya publicada 

Una acción que refuerza la protección de la obra, independientemente de depósito en una oficina de registro, es la declaración de la misma en CEDRO, pero en este caso solo sería para aquellas que ya estén publicadas o divulgadas, no para las inéditas.  

El principal fin objetivo es poder gestionar o remunerar el uso que se haga de la misma: remuneración compensatoria por copia privada, remuneración por el préstamo público, por agregación de contenidos y por determinados usos en las universidades. Así como autorizar la reproducción, mediante la fotocopia o de forma digital, de fragmentos de las obras declaradas por nuestros socios en empresas, instituciones o centros educativos, entre otros.


© El símbolo visible de la protección

Otra forma de dar protección a nuestra obra es citar textualmente a los propietarios de derechos de la misma. De este modo, en caso de que un tercero quiera reproducirla, puede saberse de antemano a quién habría que solicitar la autorización. Estos nombres suelen ir precedidos por el símbolo © seguido del nombre del titular de derechos o de la mención «todos los derechos reservados».

Esta simbología existe con la finalidad de que el público reconozca que la obra se encuentra protegida. Sin embargo, es importante saber que no es obligatoria la incorporación de esta mención o símbolo, por tanto, la ausencia de los mismos no implica que la obra no se encuentre protegida. 

Desde CEDRO se pone a disposición de los socios autores y editores una serie de cláusulas que pueden incluir para mostrar en sus obras la reserva de derechos con el fin de facilitar a sus lectores la gestión de permisos cuando necesiten reproducir su obra (libros, revistas, periódicos y partituras).

Denunciar a CEDRO

Si a pesar de insertar cláusulas, poner símbolos o registrar la obra localizamos una actividad ilícita de reproducción de nuestra obra, no queda otro camino que perseguir esta infracción. Para ello, nuestra Entidad es una gran aliada. A través del canal de denuncias de CEDRO, cuyo funcionamiento ya explicamos en este blog hace unas semanas, nuestros socios pueden hacernos llegar aquellas infracciones que detecten, para que iniciemos los trámites necesarios. 

Un apoyo a la actividad creativa

El principal objetivo de CEDRO es defender y gestionar de forma colectiva los derechos de propiedad intelectual que se derivan del uso de libros, revistas, artículos periodísticos o partituras. Son ya más de 28.000 socios los que pueden beneficiarse de sus servicios que protegen sus contra usos ilícitos, al tiempo que reciben prestaciones por estas utilizaciones, asesoramiento legal y defensa ante los tribunales, además de otros muchos beneficios. 

Si eres autor y todavía no te has asociado a CEDRO, puedes solicitar más información aquí.   



© de la imagen: F8studio - Fotolia.com.
 

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar