La lectura pública en Madrid ante la pandemia

La lectura pública en Madrid ante la pandemia

14/07/2020

Por Isabel Moyano, subdirectora general del Libro
de la Comunidad de Madrid.


Al igual que en el resto de actividades, el estado de alarma supuso un importante impacto en el campo del libro y la lectura. El decreto hizo que las bibliotecas de la Comunidad de Madrid cerraran sus puertas para vivir un largo confinamiento.


Esta situación nueva y desconocida para todos, nos impulsó a la búsqueda necesaria de alternativas a las posibilidades de lectura que se venían desarrollando en las bibliotecas y servicios públicos de la Comunidad de Madrid. El cierre prolongado de los centros hacía imposible el préstamo de libros y materiales audiovisuales a los ciudadanos madrileños, al tiempo que provocó el fin de las actividades desarrolladas en las bibliotecas públicas con destino a todos los públicos y especialmente a niños y jóvenes. 

Rápidamente pensamos que estas tenían que ser un punto vital para el ciudadano a la hora de enfrentarse al confinamiento. Para ello, debían trabajar para ofrecer todas aquellas actividades posibles y poner a disposición de los madrileños alternativas a la lectura tradicional que les permitiese aliviar los rigores de la cuarentena y mantener el contacto con la lectura dando continuidad a los servicios públicos que ofrecemos.

Al día siguiente del cierre, nos enfrentamos al reto de ayudar a los lectores madrileños a sobrellevar mejor la situación, conscientes de que la lectura y las actividades que la fomentan eran uno de los mejores recursos para pasar estos duros momentos. Nos encontramos con la necesidad de trascender los edificios que albergan las bibliotecas y volver a contactar con nuestros usuarios para ofrecerles el acceso a los recursos que eran habituales para ellos.

A nuestro favor un elemento que ha caracterizado a las bibliotecas a lo largo de los siglos: su flexibilidad en la oferta de servicios y su capacidad de cambio, lo que les ha permitido adaptarse a los cambios sociales y tecnológicos, además de contar con unos profesionales implicados y deseosos de trabajar para aliviar los rigores del confinamiento. 

Nuestro primer planteamiento pasó por reforzar programas existentes, para crear otros nuevos después, poniendo en marcha alternativas en la programación tradicional que nos permitiera, a través de las redes y de los canales utilizados habitualmente por las bibliotecas, contactar y relacionarnos con nuestros usuarios. 

Con este horizonte, nuestra respuesta se centró en hacer virtuales los servicios y reforzar los recursos en línea que ya poníamos anteriormente a disposición de los lectores. Trabajamos para ofrecer, de forma virtual, todo lo que antes de la pandemia se prestaba casi únicamente de forma presencial, y vimos como la biblioteca ha sido capaz de adaptar su forma de ofrecer este tipo de servicios.

Ante este reto, se reaccionó rápido y los Bibliotecarios de la Comunidad de Madrid se pusieron a trabajar para volver a encontrarse con su público y serles útiles o acompañarles en el confinamiento.

eBiblioMadrid

Así comenzamos por ampliar la oferta de contenidos digitales eBiblioMadrid, con la que ya contaban las bibliotecas. Hasta el momento, para poder acceder a los miles de libros, audios y películas en formato digital de la plataforma, era necesario poseer un carné de la red de bibliotecas públicas madrileñas. 

Como respuesta al confinamiento decidimos hacer accesible a todos los ciudadanos el disfrute temporal de este servicio, sin que fuera necesario ser socio. Aumentamos las licencias existentes y ofrecimos en préstamo más de 10.000 libros y 4.000 películas que podían consumirse a través de ordenadores, tabletas, lectores de libros electrónicos y teléfonos inteligentes. Al mismo tiempo, aumentamos de tres a cinco el número de películas y audiovisuales que se pueden disfrutar por semana, en un intento por proporcionar al ciudadano un acceso de calidad, amparado por la ley, a contenidos actuales de lectura y ocio

Actividades para los más pequeños 

Nos preocupaban también aquellos usuarios que vienen a la biblioteca a realizar otras muchas actividades, además de solicitar un libro en préstamo, y especialmente la población infantil para la que esta situación estaba resultando especialmente difícil. Así programamos toda una serie de proyectos que sirvieron de entretenimiento para los niños.  

Las familias pudieron disfrutar con los más pequeños de la iniciativa ‘El cuento de cada tarde’. Cada día, desde el 23 de marzo hasta el 30 de abril, se emitió en las redes sociales una narración diaria de 20 minutos, reproduciendo de manera digital las actividades de cuentacuentos habituales de las Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid.  Esta iniciativa se ofrecía todos los días, a partir de las siete de la tarde, momento en el que los pequeños habían terminado con sus obligaciones escolares. Logramos realizar un total de 26 vídeos que sumaron 70.000 visualizaciones. 

En el mes de mayo, se desarrolló la campaña ‘ACTívateEnCasa’, que ponía a disposición de los niños y niñas cada día un vídeo de contenido cultural relacionado con el arte, la magia, las manualidades, la literatura infantil y el aprendizaje de inglés. Los vídeos, 20 en total, han alcanzado los 31.855 visionados.

Lecturas virtuales

La Comunidad de Madrid puso también a disposición de los madrileños sus ya clásicos clubes de lectura virtuales para que pudieran seguir leyendo y debatiendo desde sus casas. Estos puntos de encuentro en línea se dedicaron a diferentes temas y géneros literarios, moderados por profesores y escritores de reconocido prestigio y experiencia. En todos, el público participó y conversó sobre libros y lecturas, interpretándolas y reinterpretándolas para profundizar en ellas y disfrutarlas más y mejor. En ellos participaron más de  5.000 seguidores. 

Desde el confinamiento, no quisimos dejar de conmemorar el Día del Libro y de Derechos de Autor y realizamos diferentes actos. Entre ellos, podemos destacar, en primer lugar, los eventos desarrollados por los clubes de lectura virtuales con encuentros con autores, coloquios y concursos. También se puso en marcha una  iniciativa, a través del canal YouTube, que consistió en solicitar a las editoriales de Madrid, o con fuerte implantación en nuestra comunidad, vídeos en los que autores, editores u otros protagonistas de la edición recomendaran obras literarias o de divulgación. Entre los participantes contamos con nombres como Mónica Rodríguez, Javier Cercas, Amaya Valdemoro, Manuel Vilas, Santiago Posteguillo, José Ángel Mañas, Antonio Lucas, Luis Alberto de Cuenca o Javier Reverte.

El Día del  Libro Infantil y Juvenil y el Día de la Poesía contaron también con una programación especial. El 2 de abril, el Día del Libro Infantil y Juvenil, se homenajeó a Giani Rodari, en su centenario, con un corto de animación sobre sus cuentos, ilustrados con técnicas pictóricas y stop motion por el ilustrador y narrador Daniel Tornero. El Día de la Poesía contó con recomendaciones literarias a través de las redes sociales y un recital de poesía para niños.

El balance de estas actividades ha sido muy positivo, ya que los usuarios nos han hecho llegar su agradecimiento  En estos días que las bibliotecas se enfrentan a la reapertura, y que, de nuevo se han vivido momentos en los que ha primado el debate de qué servicios ofrecer con seguridad y cuáles deben retrasar su apertura, la biblioteca vuelve a presentarse como una institución valorada y reforzada durante el confinamiento. 

Es cierto que la biblioteca virtual ha venido para quedarse y el confinamiento ha sido una magnífica oportunidad para seguir conectados con nuestros usuarios. Sin embargo, no podemos dejar de lado que existe también una fuerte demanda de servicios presenciales que se ha manifestado desde los primeros momentos de la reapertura. Esta situación ha servido como gran ensayo para conciliar las dos bibliotecas que ya existían.


© de la fotografía: Isabel Moyano.

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar