Podcasts y promoción autoral

Podcasts y promoción autoral

02/04/2020

Por David Zurdo, escritor.

Hace pocos años era impensable que un podcast pudiera tener una difusión relevante. Imaginar a los usuarios accediendo masivamente a este tipo de contenidos en internet, resultaba poco menos que ciencia ficción. Pero hoy todo ha cambiado. La radio tradicional sigue siendo el medio de difusión de audio más importante, desde luego, aunque ya en franca competencia con el mundo digital. De hecho, la propia radio se vale también de ese mundo paralelo, «colgando» sus programas como podcasts de un modo habitual.


Conviene echar la mirada atrás, al pasado reciente. Cuando se dio el salto de la TV analógica a la digital, la TDT, muchas voces se alzaron pidiendo esa misma transición para la radio. Una lucha muy dura, que implicó a grandes grupos mediáticos y a la política nacional, lo impidió. El motivo es simple: las grandes cadenas de radio disponen de muchos «postes», es decir, emisoras en el territorio nacional que llegan a gran parte de la población, en detrimento de las menos poderosas que no pueden alcanzar a todo el mundo. La digitalización hubiera implicado perder ese privilegio para los grandes, que habrían pasado a competir en igualdad de condiciones con los pequeños y medianos. Es un hecho que muchos oyentes eligen una cadena simplemente porque «se sintoniza bien» en la zona donde viven.

Sea como fuere, la revolución digital no llegó ni ha llegado a la radio en nuestro país. Pero el público actual sí demanda contenidos a los que pueda acceder «a la carta» y desde cualquier dispositivo: ordenador, móvil, tablet… Eso ha llevado al surgimiento de plataformas que agrupan podcasts y los ponen a disposición de los usuarios. Incluso, hoy en día, está naciendo el concepto de plataforma de audio, al estilo de las plataformas televisivas que todos conocemos. Este conjunto de cambios no es desdeñable y veremos cada vez más sus efectos.

Así el panorama, crear un podcast puede tener mucho sentido para los autores de libros. Antes habría quedado relegado, con alta probabilidad, a un espacio marginal, seguido por unos pocos oyentes interesados o entusiastas; hoy, sin embargo, las posibilidades de difusión son enormes y al alcance de todos. Porque para hacer un podcast basta con tener un ordenador, un buen micrófono y un programa informático adecuado (que puede ser gratuito). También es conveniente, pero no obligatorio, disponer de una mesa de mezclas para llevar el podcast a un nivel más ambicioso. Sea como fuere, y exceptuando el ordenador, todo este equipo se puede adquirir por cien euros o menos, y con una calidad más que suficiente.

En el caso de los autores de libros, ya se trate de obras de ficción, literarias, ensayos, obras científicas o técnicas, etc., el podcast nos puede ayudar a dar visibilidad a nuestra labor creativa, pero también a nosotros mismos como comunicadores. Ambas cuestiones redundan en una fundamental: la venta de libros. Y no solo debemos tomarlo como una cuestión crematística, ya que los autores queremos difundir nuestras obras por encima incluso del beneficio económico que puedan aportarnos.

Si quiere descubrir cómo hacer su propio podcast, en la página web de ACTA (Asociación de Autores Científico-Técnicos y Académicos) puede descargar o consultar un informe con todos los pasos, recomendaciones, programas, etc. Dicho informe, creado por quien escribe estas líneas, se halla en la dirección: https://www.acta.es/medios/informes/2019002.pdf.


Los pasos del podcast

 
En todo caso, déjeme que le resuma brevemente (con el objeto de animarle a hacerlo) cómo se elabora un podcast: en primer lugar, debe escuchar otros podcast para tener una perspectiva de lo que quiere hacer, de lo que está bien hecho y de lo que no. Es difícil alcanzar una alta calidad, que roce lo profesional, pero por suerte es fácil alejarse de lo excesivamente imperfecto. Es muy conveniente realizar un esquema de contenidos, incluso un guion completo, recopilar músicas o audios que vaya a insertar (respetando los derechos de autor, por supuesto), planificar si hablará usted solo o habrá más voces, etc. Le tranquilizará saber que existen muchas librerías de música libre de derechos o con licencias de uso gratuito. Y esto, además, es importante porque todo podcast que se precie debe tener una sintonía de cabecera y un título (sin olvidar un logo para la web donde se aloje).

En cuanto se sienta capaz de «contar» lo que desea transmitir en el podcast, bastará con grabarlo y editarlo. Dicho así parece algo inmediato, pero en realidad requiere un poco de práctica, sin que sea nada inasumible con una pizca de paciencia por su parte. El aspecto de la edición es muy importante, ya que esta fase sirve para corregir errores, retocar los niveles de sonido, mejorar el audio, así como añadir efectos de sonido, música, insertar fragmentos de otros audios, etc. Uno de los programas más interesantes para ello, fácil de usar y totalmente gratuito, es Audacity, que se emplea en la mitad de los podcasts actuales, por decir una cifra meramente descriptiva. Y si quiere enriquecer su podcast con entrevistas, es posible grabarlas in situ, con su mesa de mezclas, o a distancia de un modo muy sencillo, mediante programas como Skype; e incluso existe la opción de incorporar notas de voz registradas mediante Whatsapp, de una calidad sorprendente.

Una vez esté el podcast grabado y editado, solo le quedará «subirlo», es decir, publicarlo en una plataforma de internet destinada a este tipo de contenidos. Las más famosa es iVoox, fácil de usar y con posibilidades extendidas si en algún momento desea convertir su podcast en comercial.

Sin más, me despido de usted… Espero escuchar pronto su voz.



© de la fotografía: David Zurdo.

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar