Europa rechaza el modelo de copia privada español

Europa rechaza el modelo de copia privada español

30/08/2016

Por Magdalena Vinent, directora general de CEDRO*

Hace unas semanas el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) declaró que el sistema de compensación por copia privada español era contrario a la normativa europea

Este fallo afecta a los titulares de derechos del sector del libro, la música y el cine. Y supone, sin duda, una victoria moral para los autores de nuestro país. Esperamos que, también, permita que en un futuro los creadores sean remunerados justamente por este derecho.

Con esta decisión, Luxemburgo da por contestadas las dos cuestiones que el Tribunal Supremo español le planteó en septiembre de 2014. La primera de las preguntas era si se ajustaba a la normativa europea que esta compensación por copia privada fuera abonada a través de Presupuestos Generales del Estado (PGE), y la segunda, si era adecuado vincular esta remuneración a la capacidad presupuestaria del momento.

Al ser rechazado el modelo español por la justicia europea, ahora le toca a nuestro Tribunal Supremo dictar sentencia sobre los recursos que presentamos contra este sistema las entidades de gestión.

Además el resto de tribunales españoles deberá resolver las muchas reclamaciones presentadas por los titulares de derechos, a través de sus sociedades de gestión, contra todas las normas dictadas sobre esta materia desde 2012. 

Este asunto se remonta al 30 de diciembre de 2011 cuando el Gobierno suprimió de forma inesperada el modelo de compensación equitativa por copia privada, vigente desde 1993 en España. El sistema impuesto sustituyó lo que se conocía como «canon digital» por un pago a cargo de los PGE.

En definitiva, el Ejecutivo eximió a los fabricantes y distribuidores de equipos, soportes y dispositivos que permiten la realización de copias privadas de abonar esta compensación a los titulares de derechos. En su lugar, decidió imponer este pago a todos los ciudadanos a través de los PGE.

El otro gran drama de la decisión del Gobierno fue el drástico recorte que supuso para la remuneración que recibían los creadores y sus industrias. En el año 2011 la compensación por copia privada fue de unos 100 millones de euros para los titulares del libro, la música y el cine, de los que a los representados por CEDRO les correspondía un tercio de ellos aproximadamente. 

La partida anual asignada en los PGE para este nuevo sistema de compensación por copia privada ha sido cada años de 5 millones de euros. Esta cantidad no compensa el perjuicio efectivo que originan estas reproducciones, puesto que se estima a priori, sin tener en cuenta el daño real que causan a los creadores. Es más, el Gobierno ignora sus propios estudios sobre el daño que causan estas copias a los titulares de derechos.

En el mundo editorial este cambio de modelo de compensación por copia privada afectó directamente a la remuneración que recibían los autores y editores, a la función social que desarrollaba CEDRO a favor de ellos y debilitó el sistema de protección de la propiedad intelectual del sector.

Esperemos que el nuevo sistema que se diseñe revierta esta situación y permita a los creadores ser justamente remunerados por este tipo de reproducciones de sus obras, de acuerdo al espíritu de la Unión Europea. 


Autor de la foto: F. Moreno.

* Artículo publicado en la revista Qué Leer en su número de junio.

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar