Pedro de Andrés: «Estamos en un tiempo en que es necesaria una defensa firme de la propiedad intelectual»

Pedro de Andrés: «Estamos en un tiempo en que es necesaria una defensa firme de la propiedad intelectual»

19/12/2013

El presidente de CEDRO, Pedro de Andrés, hace balance del año 2013 en esta entrevista, en la que analiza la situación de nuestra Entidad y de los derechos de autor. En la charla, De Andrés explica, entre otras cuestiones, qué cambios serían necesarios en la vigente Ley de Propiedad Intelectual para garantizar los derechos de los autores y editores.



Ya ha pasado la primera mitad de su presidencia en CEDRO, ¿qué balance hace de estos dos años y medio?

El balance es positivo en materia de gestión. Hemos conseguido transformar la gestión que venía desarrollando CEDRO para que se adapte al escenario actual en su dimensión tecnológica y global, y que nos permita dar una respuesta adecuada a las necesidades de los autores, editores y usuarios de sus obras.

La parte negativa de estos dos años es que el esfuerzo realizado por nuestra Entidad no ha ido acompañado de los cambios legislativos imprescindibles y reivindicados desde hace tiempo que permitan fortalecer la propiedad y establecer el equilibrio necesario entre los derechos de autor y las necesidades de los usuarios, lo que imposibilita que podamos desarrollar nuestra gestión con eficiencia. 

¿En qué ha consistido esa transformación?

Nuestro objetivo ha sido equilibrar la incidencia en el ejercicio de los derechos de autor entre la gestión colectiva obligatoria y la voluntaria para el sector del libro y las publicaciones periódicas. El fin era y es conseguir regularizar los distintos usos de las obras de nuestros asociados y garantizarles una remuneración justa por ellos, ya sean con fines privados o colectivos. 

Necesariamente nuestra estrategia ha pasado por una transformación transversal de la Entidad de cara a ofrecer a nuestros autores y editoriales y a la sociedad —como usuaria— un servicio eficiente de acceso legal a través de la copia, en papel o digital, a las obras. Al mismo tiempo canalizamos una remuneración justa para los titulares de derechos.

En este tiempo se ha trabajado en la automatización de procesos y en el desarrollo de los instrumentos necesarios para la gestión voluntaria: un sistema de licencias que cubre todas y cada una de las necesidades de los usuarios, ya  pertenezcan al mundo empresarial, institucional o al docente, y la consolidación de una red estable de comercialización de estas autorizaciones.

La culminación de esta transformación se ha materializado con el lanzamiento de una nueva versión de conlicencia.com.

¿Qué supone conlicencia.com para el sector editorial?

Es nuestro portal en Internet para la gestión global de autorizaciones de pago por uso de gran parte de los títulos de nuestro repertorio.

En la práctica es un escaparate mundial para la producción editorial española,  que completa el sistema de licencias de CEDRO para facilitar el uso legal de las obras de nuestros socios. Los usuarios que se pueden beneficiar son las organizaciones empresariales, educativas y gubernamentales tanto españoles como de cualquier país del mundo.

Pensamos que su alcance puede ser tan positivo para el sector que estamos analizando la viabilidad de conseguir que a través de conlicencia.com se puedan obtener autorizaciones puntuales de los más de veinte millones de títulos que integran todo nuestro repertorio.

¿Estamos viviendo malos tiempos para la propiedad intelectual?

Estamos viviendo malos tiempos en general, y la cultura no se escapa a ellos. El origen no reside solo en esta crisis que está ocasionando un gran daño al conjunto del país, sino también en la falta de valoración de la cultura, en su dimensión creativa y como industria, y en asumir como lógico y normal la no remuneración a los creadores. Esta tendencia, lamentablemente, en algunas ocasiones está potenciada por los poderes públicos. 

Estamos en un tiempo que es necesaria una defensa firme de la propiedad intelectual. La pérdida de valor de la creación y el difuminado de los principios básicos de los derechos de autor hacen necesario que se impliquen directamente los autores y editores. 

Paradójicamente vivimos inmersos en un proceso de aprendizaje constante y de desarrollo de nuevos modelos de negocio, pero es de sentido común que para impulsar nuevas formas de difusión y acceso a los contenidos sea necesario un justo retorno a la inversión realizada, tanto intelectual como económica.

Se va a aprobar la nueva Ley de Propiedad Intelectual. ¿Por qué afecta tan negativamente a los derechos de autor?

Básicamente por cuatro motivos. En primer lugar porque amplía el límite al derecho de autor en el ámbito educativo sin una remuneración justa para autores y editores. En segundo lugar porque el sistema de compensación por copia privada no se adecua al daño producido por este tipo de reproducción. Además discrimina la gestión colectiva obligatoria frente a la voluntaria. Y en cuarto lugar, no establece medidas eficientes para luchar contra la piratería mediante mecanismos rápidos y útiles de carácter administrativo y judicial.

Se trata de una reforma que no es urgente en lo que afecta a los intereses que defiende CEDRO y que no tiene en cuenta que en el seno de la Unión Europea se está trabajando en marcos regulatorios sobre copia privada y gestión colectiva. 

Tal y como se plantea, esta reforma sitúa a los autores y editoriales de nuestro país en una desventaja competitiva respecto a los de otros países.

¿Cuál es la solución?

Repensar el anteproyecto, diálogo con las partes afectadas y que la reforma se base en tres ejes: respeto a los principios de la propiedad intelectual, remuneración justa por cada uso de las obras y equilibrio entre los derechos de autor y las necesidades de los usuarios.

El sector editorial es una pieza clave en el desarrollo cultural, económico y social de nuestro país; hay que trabajar para fortalecerlo no para debilitarlo.

¿Cuáles son sus próximos retos en CEDRO para 2014?

Seguir innovando en materia de gestión colectiva para ser cada vez más eficientes para autores, editores y usuarios. Y trabajar para que la reforma de la ley de propiedad intelectual incluya un sistema justo para nuestros asociados, que eviten que tengamos que seguir utilizando la vía judicial y administrativa para que sus derechos sean respetados. En definitiva, seguiremos trabajando para conseguir una sociedad responsable con los derechos de autor.


Pedro de Andrés. © F. Moreno

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar