Credibilidad, calidad, prestigio y rigor, los valores de la prensa española

Credibilidad, calidad, prestigio y rigor, los valores de la prensa española

10/12/2013

Según el Libro Blanco de la Prensa Diaria 2014, publicado el pasado día 2 en Madrid por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), pese a la bajada de ingresos y a la actual situación de crisis que lleva años arrastrando el sector, los diarios, impresos y digitales, se leen ahora más que nunca, con más de 18 millones de lectores.


Exactamente 18.314.000 lectores son los que se calcula que tienen los periódicos españoles, un 44,8 por ciento más que en 2001, cuando eran poco más de 12 millones y medio. Así pues, si desgranamos un poco más estas cifras, vemos que casi 11 millones de lectores son fieles al tradicional papel y solo leen en este formato. Mientras que los que comparten papel y versión digital alcanzan los 3.271.000 lectores y los que solo les interesa las versiones digitales llegan a superar los 4 millones.

Contraponiendo estos datos con los que dicen que la difusión lleva disminuyendo tres años, el director general de AEDE, José Gabriel González Arias, ha asegurado que «el público en general no ha dejado de leer diarios, sino de comprarlos, dato muy importante a la hora de vender publicidad, pues el poder de la prensa en convocatoria y audiencia ha aumentado». Todo un aviso a los anunciantes, que pueden ver que ahora es buen momento para invertir publicitariamente en diarios, cuando más lectores tienen.

Un llamamiento necesario a los anunciantes en un sector que ha visto, pese a que los periódicos se lean ahora más que nunca, cómo la venta de ejemplares ha bajado un 10 por ciento y, con ella, la inversión publicitaria ha disminuido un 15 por ciento, en gran parte debido a la crisis económica. De hecho, comparando los países con mayores bajadas de inversión publicitaria con los más afectados por la crisis, comprobamos que hay cierta correspondencia. 

España, donde la publicidad se ha reducido casi a la mitad desde 2007, se convirtió en 2012 en el segundo país donde más caía la inversión publicitaria, llegando a disminuir un 14,5 por ciento. Solo consiguió superarnos Grecia, que experimentó una caída del 28,4 por ciento. Por su parte, Italia, Portugal, Holanda e Irlanda siguen en esta clasificación de dudoso honor a España, la mayoría de ellos muy afectados por la crisis económica global.

Sin embargo, quienes parecen estar resistiendo la crisis pese a estas cifras son los puntos de venta. En el mismo Libro Blanco se hace referencia a que en este momento existen en España hasta 24.785 quioscos de venta de publicaciones, cifra que ha bajado solo un 5 por ciento desde 2009.

¿Fin de la gratuidad? Internet, aunque ahora se esté viendo que está sumando lectores a los diarios y que, por tanto, eso pueda repercutir en los ingresos publicitarios de los medios, también ha traído grandes y graves problemas al sector. Uno de ellos es el concepto arraigado en la Red de que «todo es gratis».

Desde la Asociación de Editores de Diarios han querido hacer hincapié en que esto debe acabar, pues «debemos abandonar la idea de que la información de calidad es gratuita». Algo a lo que parece que están ayudando las últimas tecnologías: según se desprende del Libro Blanco de la Prensa, hasta el 25 por ciento de los usuarios de tabletas pagan por los servicios de información que utilizan, mientras que en los usuarios de ordenador este porcentaje solo llega al 12 por ciento. Por ello, parece entreverse un cambio de tendencia en relación a la gratuidad de los contenidos de Internet. 

Según las conclusiones expuestas en el informe, parece que el pago de todo o parte de los contenidos en los diarios digitales se está abriendo paso y se presenta como la única solución a la falta de financiación de la prensa de calidad. Así pues, en la presentación del Libro Blanco de la Prensa se señaló que los cuatro grandes diarios estadounidenses (The New York Times, Los Angeles Times, USA Today y The Wall Street Journal) han introducido algún tipo de pago en sus versiones digitales durante los dos últimos años. Además, para ejemplificar este cambio en el sector, subrayaron que el New York Times en 2012 tuvo más ingresos por la venta de sus publicaciones que por publicidad por primera vez en su historia.

Transmisión de valores. Desde AEDE explican que los diarios en papel siguen siendo la piedra angular del negocio editorial, además de por sus ingresos, por los valores insustituibles que tienen. Valores como credibilidad, calidad, prestigio y rigor que, con mucho esfuerzo, han conseguido transmitir a sus versiones digitales. Una suerte de ventaja con la que cuentan frente a otros competidores en el sistema digital.

Desde la asociación autora del informe también han querido resaltar la importancia de estos valores para los anunciantes, pues estas empresas pueden verse también influidas por ellos y, por lo tanto, tener una ventaja mayor para el posicionamiento de sus marcas entre el público general. 


© Shutterstock

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

comment-avatar