CEDRO con los autores

CEDRO con los autores

12/03/2019

Por Mª Teresa Gómez-Mascaraque,
presidenta de la Comisión de Ayudas Asistenciales de CEDRO.


Ser escritor rara vez está relacionado con una vida de lujo; incluso en el caso de algunos autores famosos, es de dominio público que padecieron graves dificultades económicas.


No obstante, en nuestro colectivo no es necesario ser famoso para atravesar problemas económicos en algún momento de la vida: es suficiente con ser escritor. Llevo algunos años formando parte de la Comisión de Ayudas Asistenciales de CEDRO, y puedo asegurar que resulta inimaginable la situación de algunos de nuestros colegas autores. Problemas económicos terribles, muchas veces vinculados a complicaciones de salud. Y el número de peticiones de ayuda que llegan a esta comisión, lejos de decrecer, aumenta cada año como consecuencia de la crisis que ha afectado a tantos sectores y que, en el caso del libro, ha provocado que las ventas caigan considerablemente. Algo a lo que también ha contribuido la piratería, que ha encontrado en Internet el medio ideal para proliferar.

Tampoco ayuda el que –aunque todos, sin excepción, somos usuarios de libros– la sociedad en la que vivimos no parece haber considerado prioritario educar a los individuos para que valoren el trabajo de los autores, ni su legítima aspiración de vivir de él como el resto de los profesionales.

En España presumimos (sin querer desmerecer los problemas de los sectores que voy a mencionar) de disponer, por ejemplo, de sanidad y educación gratuitas, aunque realmente no son «gratuitas» sino «sin coste para el usuario», porque es el Estado el que costea los salarios de profesores y sanitarios. Sin embargo, parece «aspirarse» a que la cultura sea gratuita; pero gratuita «de verdad», porque gran parte de nuestra sociedad no entiende la necesidad de remunerar a los creadores por su trabajo. Nadie cuestiona que haya que pagar para adquirir un eReader. Pero, por desgracia, hacerlo para nutrir con contenido –básicamente libros– a ese dispositivo legalmente adquirido, no siempre resulta tan obvio.

Lo expuesto contribuye a que muchos creadores no consigan vivir dignamente de su trabajo, y para ellos el apoyo de CEDRO es vital.

CEDRO no solo se limita a recaudar, como muchos quieren hacer creer, sino que trabaja duro por el bien de sus socios. ¿Que la piratería nos perjudica? CEDRO participa activamente en la lucha contra la piratería, como demuestra el que haya conseguido en 2018 eliminar más de 56.000 contenidos ilegales en Internet, el haber suprimido el índice de búsquedas de más de 35.000 páginas web o el haber presentado 22 denuncias ante la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual.

CEDRO también facilita a los usuarios el acceso legal a los libros, potenciando el uso de licencias. Ha sido fundamental su apoyo a los autores para que, por fin, sean compatibles sus pensiones de jubilación con la percepción de sus derechos de propiedad intelectual, así como sus propuestas para que la ley sea más justa con los creadores. CEDRO fomenta la educación orientada a una mayor valoración del esfuerzo del trabajo creativo, tanto entre el profesorado –a través de los talleres que se llevan a cabo en cada vez más provincias– como entre los alumnos –a través del concurso Es de Libro–, y un largo etcétera de iniciativas. Todo ello en beneficio de la cultura y de los creadores que la hacen posible. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, sigue habiendo autores con importantes problemas.

¿A quién pueden recurrir los escritores que atraviesan dificultades económicas, a veces vitales? Tristemente, por no contar otros apoyos, pero afortunadamente a la vez, por tener a quien recurrir: solo a CEDRO.

Ante esta situación, puedo afirmar que, en mi opinión, la función social que realiza CEDRO está a la altura de su misión principal en rango de importancia. CEDRO ha desarrollado una valiosa función social desde sus orígenes, dirigiendo sus esfuerzos no solo al beneficio de los autores y editores, sino también de la sociedad en general, y dentro de esta función social quiero destacar las ayudas económicas que pone a disposición de sus socios escritores (autores, traductores y periodistas).

En 2018, CEDRO ha apoyado a un centenar de creadores con ayudas de subsistencia, y ha colaborado con cerca de 1.500 autores mayores de 55 años en la adquisición de material óptico, audífonos y tratamientos dentales.

En 2019, CEDRO mantiene estas ayudas y, con el fin de llegar a un mayor número de creadores, reduce a 50 años el requisito para solicitar la colaboración económica para los tratamientos y materiales descritos en el párrafo anterior. Además, ahora se incluyen algunos de los tratamientos más demandados por los socios: los podológicos y la fisioterapia.

Para solicitar ayuda de urgente necesidad no hay requisito de edad. Está destinada a todos los socios autores que, por falta de recursos económicos, no puedan adquirir, por ejemplo, material adaptado o acceder a tratamientos médicos no atendidos por la sanidad pública, hacer frente a situaciones de desahucios, etc. En esos casos, pueden (deben) ponerse en contacto con CEDRO.

En mi nombre, y me atrevo a afirmar que en el de todo el colectivo autoral, quiero felicitar a CEDRO por sus iniciativas y por su sensibilidad y esfuerzo en paliar los problemas de sus socios.




© de la fotografía: CEDRO.

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar