El reconocimiento del trabajo creativo

El reconocimiento del trabajo creativo

14/03/2017

Por Magdalena Vinent, directora general de CEDRO *

La elaboración del Estatuto del autor y del artista es una de las reivindicaciones que venían haciendo desde hace tiempo los profesionales del mundo de la cultura. Es la suya una profesión con unas características singulares, y, por tanto, el colectivo sostiene que cómo tal debería tratarse por parte de los poderes públicos.


Un escritor invierte muchas horas hasta que su última novela e encuentran en las estanterías de las librerías. Sin embargo, ¿qué ingresos recibe mientras está trabajando en su obra? ¿Cómo puede hacer frente a sus gastos hasta que recibe un adelanto por parte de la editorial? La intermitencia, la precariedad y la temporalidad marcan el trabajo creativo.

Los poderes públicos parecen haberlo entendido después de los esfuerzos del sector para hacer oír sus peticiones. Casi todos los partidos políticos incluyeron en sus últimos programas electorales la puesta en marcha del mencionado estatuto, un documento que contribuiría a ofrecer seguridad jurídica a los creadores.

De momento, ya se ha dado el primer paso. El pasado 15 de febrero se constituyó la en el Congreso de los Diputados la Subcomisión que se encargará de escuchar a todas las partes implicadas y elaborará un informe para que el Gobierno pueda realizar posteriormente el desarrollo legislativo necesario.

Quince miembros de la Comisión de Cultura (cuatro del PSOE; dos del PP; dos de Ciudadanos; tres de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea; uno de ERC; dos del Grupo Mixto; y uno de EAJ-PN) trabajarán durante el próximo año en la preparación de este documento.

Para ello, van escuchar al mayor número de voces posibles. Así, durante los meses venideros darán la palabra a profesionales, tanto de la Administración Pública como el mundo de la creación y las asociaciones que les representan, para conocer de primera mano la legislación vigente al respecto y las demandas de cada uno de los colectivos artísticos (escritores, traductores, músicos, actores, pintores…).

El Estatuto del creador y del artista debería recoger la necesidad de una fiscalidad singular, que tenga en cuenta que la percepción de ingresos no siempre es la misma y, lo que es aún más determinante, no es ni mucho menos constante. Esto hace difícil, por ejemplo, afrontar el pago mensual de la cuota de autónomos, régimen en el que cotizan los profesionales de la cultura.

Igualmente, tendrá que atender sus derechos laborales y sociales. En este momento, la legislación impide compatibilizar la pensión de jubilación con los rendimientos de su trabajo, hecho por el cual están siendo sancionados numerosos profesionales de la cultura. De hecho, desde su constitución, la plataforma Seguir Creando siempre ha reivindicado un texto como el que ahora comenzará a prepararse en el Congreso que evite este tipo situaciones, extremas en muchos casos.

La Subcomisión tiene por delante una ardua tarea. Pero la elaboración de Estatuto del autor y del artista requerirá además de un esfuerzo por parte de la Administración, una labor pedagógica de alto nivel que haga comprender a la sociedad que la cultura no es un objeto de ocio sino un auténtico motor económico y social.


Autor de la foto: F. Moreno.

* Artículo publicado en la revista Qué Leer en su número de febrero.

 

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

comment-avatar