Más cerca de una nueva directiva sobre derechos de autor

Más cerca de una nueva directiva sobre derechos de autor

Madrid, 13/09/2018. El Parlamento Europeo aprobó ayer, 12 de septiembre, la propuesta de reforma de directiva de derechos de autor en el Mercado Único Digital. A partir de ahora, la Comisión, el Consejo y el Parlamento trabajarán de forma conjunta para consensuar el texto final.

La propuesta aprobada ayer, que es el resultado de dos años de trabajo, contó con 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones. Esta votación se llevó a cabo tras el rechazo del Parlamento, el pasado 5 de julio, del anterior informe presentado por el Comité Jurídico sobre esta propuesta.

Este texto es de gran importancia para los autores y editores de libros, revistas, periódicos y partituras puesto que en algunos de sus artículos se prevén nuevos límites a los derechos de propiedad intelectual y otros pueden obligar a modificar la legislación vigente.

En concreto, la propuesta de regulación europea dibuja nuevos límites en el campo de actividades de minería de textos y datos, obras fuera de comercio, ámbito educativo y actividades de conservación de patrimonio de cultural.

En la práctica, estas limitaciones a los derechos de autor supondrán que, en función del texto definitivo y de cómo se incorpore al Derecho español, en algunos casos se permitirá el uso de obras protegidas sin autorización de sus titulares de derechos e, incluso, en alguno de ellos, sin el pago de una compensación para los autores y editores perjudicados.

Por otra parte, Europa reconoce un derecho a los editores de prensa, con una duración de cinco años, por el uso digital de sus publicaciones. Así mismo, explicita que autores y editores pueden ser conjuntamente acreedores de las compensaciones y remuneraciones derivadas de excepciones o límites, tal y como ya ocurre en España.

Finalmente, el texto confirma la responsabilidad que tienen las plataformas de internet que permiten a los usuarios subir a la red obras y prestaciones protegidas. Además introduce la necesidad de que obtengan la licencia necesaria de los titulares de derechos para desarrollar su actividad.

Según Javier Díaz de Olarte, director jurídico de CEDRO, «Este texto constituye un paso más para adaptar a la realidad tecnológica actual las normas de derechos de propiedad intelectual en el seno de la Unión Europea, intentando conseguir el difícil equilibrio que haga compatible el desarrollo de modelos de negocio digitales con el imprescindible respeto al derecho de autor y una justa remuneración para los titulares».

Así mismo, Díaz de Olarte subraya que «nuestra Entidad trabaja para conseguir que el texto final asegure ese equilibrio, al igual que nuestra federación internacional IFRRO».


Foto: © Shutterstock.