El Gobierno aprueba una nueva regulación de copia privada

El Gobierno aprueba una nueva regulación de copia privada

Madrid, 04/07/2017. El Ejecutivo aprobó ayer una nueva regulación sobre copia privada. Este texto establece que las empresas tecnológicas volverán a abonar la compensación por copia privada, conocida como «canon digital», y que el sector del libro dispondrá de mecanismos suficientes para recibir una compensación por este tipo de reproducción.

El Consejo de Ministros, que se reunió ayer, aprobó el Real Decreto Ley que recupera el sistema anterior de financiación de esta compensación y carga su abono en los fabricantes, importadores y distribuidores de los dispositivos que sirven para hacer copias privadas de obras, entre ellas, los libros y las publicaciones asimiladas.

Jorge Corrales, director general de CEDRO, asegura que se trata de una buena noticia y que «España vuelve así a la senda europea». Asimismo explica que «la implantación de este nuevo sistema llevará un tiempo, pero lo importante es que se ha dado ya el primer paso para que el sector del libro recupere un sistema de compensación por copia privada justo».

El texto aprobado ayer viene a cubrir el vacío normativo derivado de la sentencia que dictó el Tribunal Supremo del pasado 11 de noviembre. Este fallo declaró nulo el sistema de financiación de copia privada español, que ya había sido rechazado unos meses antes por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, quien declaró, en el mes de junio, que el sistema español no se adecuaba a la normativa comunitaria

Esta nueva regulación, que se tiene que someter a la ratificación del Congreso de los Diputados, es provisional puesto que, en el plazo de un año, el Gobierno deberá aprobar un real decreto con la actualización de dispositivos afectados por esta norma y sus correspondientes tarifas. 

Eliminación del «canon digital»

El 30 de diciembre de 2011 el Gobierno suprimió de forma inesperada el sistema de compensación equitativa por copia privada, vigente en España desde 1993. Este nuevo modelo supuso que esta cantidad dejó de ser abonada por las empresas tecnológicas y se sustituyó por un pago a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.

El cambio de modelo de financiación de la copia privada tuvo como consecuencia una drástica bajada de la cuantía destinada a compensar el perjuicio que este tipo de copia originaba a los autores y editores y conllevó, además, una enorme merma en la función social que desarrollaba CEDRO a favor de autores y editores. 

Foto: Shutterstock