CEDRO amplía la cobertura asistencial para autores

CEDRO amplía la cobertura asistencial para autores

Madrid, 06/02/2019. El plazo de solicitud de las ayudas asistenciales para autores ya está abierto. Esta convocatoria cuenta con novedades dirigidas a ofrecer más coberturas a un mayor número de socios.

Los escritores, traductores y periodistas miembros de nuestra Entidad ya pueden pedir esta asistencia, que comprende un reembolso para la adquisición de servicios y material sociosanitario y ayudas de subsistencia.

Reembolso de gastos


En esta edición se amplían los servicios que se integran en la prestación de reembolso de gastos. Respecto a 2018, que se cubría la adquisición de audífonos, material óptico y tratamientos dentales, se añade podología y fisioterapia de rehabilitación.

Además, para este beneficio, que consiste en el reintegro del 50 por ciento de cada factura por estos conceptos hasta alcanzar un máximo de 200 euros anuales, se disminuye la edad del solicitante de 55 a 50 años (nacidos antes del 1 de enero de 1969 y socios de la Entidad antes del 1 de enero de 2018). 

Con esta ampliación, según afirma el jefe del Departamento de Socios, Pedro Sánchez, «el objetivo de CEDRO es apoyar al mayor número de autores». Por eso, explica Sánchez, «continuaremos trabajando en esta línea para mejorar los servicios que ofrecemos a nuestros socios».

Ayudas de subsistencia

Los autores también pueden solicitar las ayudas de subsistencia que, desde hace más de dos décadas, nuestra Entidad pone a su disposición. Este tipo de cobertura trata de ayudar a los autores que se encuentran en dificultades económicas como consecuencia de una enfermedad, situación de desempleo o de cualquier otra situación de carencia. Con esta cobertura de urgente necesidad, por ejemplo, los autores que lo necesiten podrán hacer frente al pago de la vivienda o a tratamientos médicos no atendidos por la sanidad pública.

Este programa de ayudas asistenciales, que se enmarca en la función social que CEDRO desarrolla, tal y como establece la Ley de Propiedad Intelectual, se financia fundamentalmente mediante la recaudación de la compensación por copia privada y de la remuneración por préstamo público.


 
© Syda Productions - Fotolia.com