Bibliotecas, derechos de autor y promoción cultural

Bibliotecas, derechos de autor y promoción cultural

Madrid, 21/05/2020. Las bibliotecas de Cataluña celebraron el Día de Sant Jordi con la iniciativa Lletres Lliures, un ciclo de lecturas que, este año, se trasladaron al mundo virtual. Este proyecto contó con la colaboración de CEDRO, que gestionó el permiso de derechos de propiedad intelectual de los autores y editores de las obras utilizadas.

Josep Vives i Gràcia, jefe del Servicio de Bibliotecas del Departament de Cultura de la Generalitat de Cataluña, explica que esta iniciativa, que lleva celebrándose desde 2018, «consiste en invitar a los ciudadanos a la sede del Departamento en la Rambla de Barcelona para que lean en voz alta textos literarios de su elección. El público asistente puede, de esta manera, escuchar las lecturas y, si quieren, llevar a cabo ellos mismos una lectura».

Este año, debido a la situación generada por la pandemia del coronavirus, «se virtualizó el acto de manera que los ciudadanos podían grabarlas en vídeo y distribuirlas a través de las redes sociales», con el hashtag #LletresLliures. Además, Vives i Gràcia afirma que «también se invitó a personalidades políticas, sociales y culturales de Catalunya para que enviaran sus lecturas, y publicarlas a través del canal de YouTube del Servicio de Bibliotecas».

Entre los textos protagonistas de esta edición, se leyeron fragmentos de obras de autores como Josep Carner, Joan Perucho o Simona Gay. Vives i Gràcia asegura que «en este acto, se hace especial énfasis en la difusión de textos literarios de autores de los que el Govern de la Generalitat celebra alguna conmemoración».

Por su parte, Jorge Corrales, director general de CEDRO, afirma que Lletres Lliures «es un proyecto muy bonito, celebrado en una fecha muy especial para todos los que trabajamos en el sector del libro». 

Corrales explica que «desde nuestra Entidad nos hemos encargado de contactar con los titulares de derecho de cada obra, es decir, editoriales y autores, para conseguir las autorizaciones que se necesitan en este tipo de iniciativas». 

En este sentido, el jefe del Servicio de Bibliotecas considera que nuestra Entidad facilitó «la gestión con los derechohabientes con un mecanismo relativamente fácil». Asimismo, opina que «como no se trata de un derecho de gestión colectiva, el principal escollo es no disponer de unas tarifas fijas que permitan prever el coste total o tener la certeza que CEDRO podrá facilitar la autorización».

«Una relación de colaboración»


Esta experiencia, según asegura Vives i Gràcia, ha sido «muy positiva». En su opinión, «abre la que tendría que ser una relación de colaboración entre las bibliotecas y los titulares de los derechos de autor».

El director general de CEDRO, además, afirma que «Lletres Lliures es un claro ejemplo de que el respeto a los derechos de autor no impide la promoción de la cultura, en este caso, de las letras».


© de la fotografía: shutterstock.