Nuevos datos sobre la piratería en España

El pasado 25 de abril se hicieron públicos los resultados del estudio sobre el consumo de contenidos digitales 2016. A pesar de que refleja un mínimo descenso de la piratería en España, en el libro de ocio aumentó el lucro cesante y el porcentaje de personas que acceden a contenidos ilícitos.
El Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2016 pone de manifiesto que, a pesar de que la piratería digital ha experimentado en España un ligero descenso en cifras absolutas, se mantiene el porcentaje de ciudadanos que acceden a contenidos pirateados e incluso aumenta en algunos sectores como el de la música y el libro de ocio. Según este informe, en 2016 hubo 4.128 millones de accesos ilegales a contenidos, un 4,2 % menos que en 2015, por valor de 23.294 millones de euros (‐3,2 %), pero aumentó un 6,8 % el lucro cesante sufrido por las industrias culturales y de contenidos, alcanzando los 1.783 millones. El libro sigue pirateándose En lo que se refiere al libro de ocio, el Observatorio recoge el aumento del lucro cesante en un 3,8 por ciento; el incremento del porcentaje de personas que acceden a contenidos ilícitos en un 4,7 por ciento; el mantenimiento del valor de los contenidos pirateados, con una mínima bajada del 0,8 por ciento, y la disminución del volumen de contenidos pirateados en 4,1 por ciento. Ese estudio indica que el 40 por ciento de los libros que se piratean son novedades. Acceso y fuentes de ingresos Se mantiene el peso de los buscadores como principal vía de acceso a los contenidos ilegales. Google es el buscador más utilizado para este fin. Otra información relevante que aporta este estudio es que el 67 por ciento de las webs desde las que se accede a contenidos ilegales están financiadas por publicidad y más de un tercio de los consumidores tuvo que registrarse como usuario cediendo datos de carácter personal. Empleo e ingresos del Estado En un sector que emplea actualmente a 65.926 trabajadores directos, un escenario sin piratería podría permitir crear 21.697 nuevos puestos de trabajo directos, lo que supondría un incremento del 33 %, y unos ciento diez mil empleos indirectos más. Las arcas públicas, según el informe, podrían estar dejando de percibir debido a la piratería casi 361 millones de euros en concepto de IVA, así como 166 millones en cotizaciones a la Seguridad Social y 49 millones de euros en IRPF. El Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales es un estudio que lleva a cabo cada año La Coalición, de la que CEDRO forma parte. Para acceder al informe, pincha aquí. Pie de foto: © Shutterstock.