De booktrailers

De booktrailers

15/02/2018

Por David Zurdo, escritor.

El cine descubrió pronto cómo crear un cebo, en forma de imágenes destacadas, para atraer a los espectadores a ver una película. Estos montajes adquirieron pronto una forma propia, que se exportó a la televisión y, hoy en día, a internet. En este ámbito surgió hace ya un tiempo una suerte de adaptación del formato al mundo del libro, ya que un libro aporta unos datos, cuenta una historia o expone unas ideas susceptibles de compaginarse con imágenes. Si a ello le añadimos música, efectos, texto o una locución, tenernos un booktrailer.

El valor promocional de un booktrailer es amplio. En ciertos casos puede servir como apoyo a una entrevista en televisión y su audio puede emplearse en radio, aunque el mayor valor radica en su visualización a través de medios como el ordenador, los teléfonos o televisores inteligentes, las tabletas, etc., y en el hecho de ser compartido en redes sociales, además de su presencia en webs dedicadas a vídeos. En algunos casos, un booktrailer puede hacerse viral y suponer un verdadero espaldarazo a las labores de promoción de un autor y una obra.

En cuanto a su confección, un booktrailer puede ser muy simple o muy complejo, sin costo –salvo el esfuerzo del autor– o con el mismo costo que unos minutos de spot publicitario o de película de cine. Ahí es cada uno –y su editor– quien debe analizar hasta dónde llega con su obra. En todo caso, si dejamos al margen las «súper producciones», todos tenemos a nuestro alcance la posibilidad de crear un booktrailer más que digno y que cumpla con su función promocional que indicaba hace unas líneas.

Para acometer la tarea de hacer nuestro propio booktrailer basta con un sencillo programa de edición de vídeo, un conjunto de imágenes –fijas y/o en movimiento–, algo de música y una escaleta cuyos pasos seguir. Finalmente podremos incorporar también una locución o los textos que consideremos oportunos en el propio programa de edición. Y seamos creativos: imaginación al poder. Tratemos de visualizar el resultado final que nos gustaría conseguir, veamos unos cuantos booktrailers en YouTube o Vimeo, y lancémonos sin miedo a crear. Es adictivo. Y si nuestra primera prueba no funciona bien, no pasa nada. La siguiente será mejor.

Recuerdo que mi primer booktrailer lo edité para una novela titulada El sótano, de Plaza & janés. Antes, la propia editorial había hecho un notable esfuerzo en el booktrailer de La señal, con las voces españolas de los actores de doblaje de Denzel Washington y Anthony Hopkins, nada menos. Ni que decir tiene que mis primeros pinitos no alcanzaron el novel profesional: hice un booktrailer demasiado largo, de unos siete minutos, y tuve que renunciar a la locución porque mi voz, entrenada sólo en colaboraciones de radio, no daba la talla. Gracias a la ayuda de mi amigo David Botello –hoy director del programa Esto es otra historia, antes El punto sobre la historia, de Telemadrid– la cosa pudo salvarse.

Aprendí mucho. De hecho mi siguiente booktrailer, de la novela 97 segundos, me valió una solicitud de derechos para cine en Estados Unidos, de la mano de la productora Gold Circle. El proyecto no cuajó, pero da una idea del nivel que adquirí mediante ensayo y error, esfuerzo y trabajo. Así que, querido lector-autor, le animo a sumergirse en la creación de booktrailers para sus libros, sean de la índole que sean. El mundo hoy requiere medios como este para promocionar las obras, algo que nunca está de más. 

¡Mucha suerte!

Ver más comentarios
Gracias por el comentario, su comentario debe ser aprobado primero
Nuevo código

Os invitamos a comentar las entradas de nuestro blog.

Los comentarios están moderados, no aparecen en el blog de forma inmediata.

Se publicarán todos los comentarios salvo los que no tengan que ver con los temas tratados o contengan insultos o descalificaciones.

De acuerdo con lo establecido en la legislación vigente, le informamosque los datos que facilite serán tratados por CEDRO para poder tramitar su comunicación. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal.

Usted cuenta con los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad, respecto de sus datos de carácter personal, así como con la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a la dirección cedro@cedro.org, donde haga mención a su nombre, apellidos y dirección de correo electrónico. Para más información pinche en la Política de Privacidad.

comment-avatar