Elzaburu: 10 años apoyando a autores y editores

Elzaburu: 10 años apoyando a autores y editores

Madrid, 04/01/2019. El despacho de abogados Elzaburu se suma a la biblioteca de casos de éxito de CEDRO, donde explica los beneficios que le reporta la licencia de nuestra Entidad.

Elzaburu obtuvo hace más de 10 años la licencia de despacho de abogados de CEDRO que le permite, entre otras acciones, realizar copias parciales de obras, distribuirlas y enviarlas por correo electrónico a sus empleados. En Elzaburu es su Centro de Documentación quien se encarga de la gestión de esta autorización y del uso secundario que se lleva a cabo de los libros y otras publicaciones que compran para el desarrollo del trabajo de sus profesionales. 

Elisa Prieto, responsable de Gestión de Conocimiento, afirma en este sentido que la propiedad intelectual está en el ADN del despacho: «Trabajamos de forma continua con creadores y artistas para definir las mejores soluciones de protección para sus creaciones».

Prieto explica que en este despacho son muy conscientes de la «importancia de la propiedad intelectual», tanto en el «desarrollo de la sociedad» en general como en la «economía de nuestro país» en particular. 

Recompensar el trabajo de los autores y editores

Por estos motivos, hace más de una década que Elzaburu decidió adquirir esta licencia como «una acción de cumplimiento normativo y también como un ejemplo de nuestra filosofía y visión del proceso creativo, en el que los autores deben ver recompensados sus esfuerzos y su trabajo». 

Desde Elzaburu señalan también que su compromiso con los derechos de autor «tiene su reflejo en una política inequívoca de no representar a infractores o piratas y en una vocación incansable de difusión y concienciación sobre los beneficios que la propiedad intelectual aporta a la sociedad».

Beneficios de la licencia de CEDRO

Además, la responsable de Gestión de Conocimiento afirma que esta autorización les proporciona «la tranquilidad de cumplir con la normativa vigente en materia propiedad intelectual por el uso que realizamos de las publicaciones en el despacho» y que, de este modo, «la firma no se ve expuesta a reclamaciones de índole legal». 



Fotografía: Elisa Prieto, responsable de Gestión de Conocimiento. © de Elzaburu.