El 23 de abril se conmemora el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.
En 1995 la Unesco estableció esta conmemoración con el fin de destacar el papel que el libro desempeña como instrumento clave para la difusión y conservación del conocimiento.